Historia de Santorini

Los frescos revelan las intensas relaciones de Santorini con otros lugares del Mar Egeo.

La isla de Santorini es una de las islas griegas del Mar Egeo. Forma parte del archipiélago de islas volcánicas de las Cícladas, que se despliegan desde el Atica y la península del Peloponeso en la Grecia continental hasta casi Creta. La isla emergió en la Era Prehistórica y las excavaciones han demostrado que Santorini formaba parte de la civilización minoica, o al emnos que tenía una fuerte relación con esa cultura cretense. Pero la mayor parte de los vestigios desaparecieron con la erupción del volcán entorno a 1650 a.C.

Todo el centro de la isla se volatilizó y de su poblacióon sólo quedaron las ruinas sepultadas de Akrotiri, recientemente sacadas a la luz por excavaciones arqueólogicas. El yacimiento de Akrotiri es una especie de pequeña Pompeya, pero más de 1500 años antigua. La isla quedó parcialmente enterrada y sólo subsistió el lado oriental conformando la isla en medialuna. Frente a esta amplia bahía, la caldera vacia e inundada del antiguo volcán, que conocemos actualmente, y un grupo de islotes formados por las sucesivas erupciones y que pueden visitarse: Thirassia (97 a.C), Aspronesi (1570), Mikra Kameni (1707), Palea Kameni (1866) y Nea Kameni (1925).

Hacía 1300 a.C. llegaron los fenicios, que llamaron a la isla Kallisti, y en 1115 a.C. los dorios, que dieron el nombre de su líder, Thera, a la isla. Fue en este período cuando se reconstruyeron ciudades, templos, puertos y se introduce el alfabeto. En el siglo IX a. C., se convirtió en uno de los lugares de paso más importante en la vía de comunicación entre el este y el oeste. En torno al año 630 a.C. sus habitantes llegaron a la costa norte del continente africano y fundaron Cirene, la única colonia de Thira, en la actual Libia.  Durante la época clásica de Grecia (siglos V y IV a.C) la isla no tuvo un papel importante en los acontecimientos helénicos.

Durante la Guerra del Peloponeso Thera se alió con Esparta. Y en la época helenística se convirtió en una importante base naval para los Ptolomeos, gracias a su posición estratégica. En el Imperio Romano, Thera no tenía demasiada importancia. Después de la caída de Constantinopla (1204), se fundó el ducado de Naxos y Thira se convirtió en la sede de uno de los cuatro obispados católicos del Ducado. Los Francos la bautizaron con el nombre de Santorini y durante los años que dominaron la isla (1207-1579) fue un período largo y duro para los habitantes de la isla: invasiones de los turcos, rivalidad entre Génova y Venecia, ataques piratas… hasta que la isla es anexionada al Imperio Otomano en 1579.

En realidad, los turcos no la colonizaron nunca y la isla de Santorini tenía bastante autonomía, como era costumbre en buena parte del Imperio: los habitantes elegían a sus jefes que los representaban ante las autoridades Otomanas y venecianas – Venecia dominaba en ese momento el mar Mediterráneo -. Durante el período de dominio turco (1579-1821) se acabó con la piratería y se desarrolló el comercio internacional. Se crearon contactos estrechos con los grandes puertos del Mediterráneo Oriental (Alejandría, Constantinopla y Odessa). En 1821, Santorini participó en la lucha por la independencia de los turcos, y en 1830 pasó a formar parte del estado griego independiente.

Hasta principios del siglo XX, los textiles, la producción de tomate y la viticultura tenían bastante importancia en la economía de Santorini. Pero el traslado de las fábricas de la isla a la Grecia continental tuvo un gran efecto sobre su economía. Después del terremoto de 1956 se produjo un descenso enorme en la población y hubo una importante crisis económica. Pero hacia finales de la década del 70 comenzó a desarrollarse el turismo, que es el principal sector económico de Santorini en la actualidad.